VITAMINA D


Sí, la vitamina D es muy importante, quizá mucho más de lo que te imaginas en estos momentos. Esta vitamina no solo es una vitamina, es mucho más.

Está presente naturalmente en muy pocos alimentos, pero según los últimos estudios  ayuda a combatir el cáncer, mejora el rendimiento físico, previene la osteoporosis, ayuda a promover la función cerebral y reduce la depresión.

¿Qué es la vitamina D?

La forma más fácil de asimilarla es a través de la exposición al sol, además es gratuita. El problema es que a partir de los 40 años tu organismo ya no sintetiza en gran medida tanta vitamina D, por eso en la mayoría de los casos es necesaria la complementación.

Exponerte al sol durante 30 minutos diarios como mínimo es importante, pero no es lo único que debes hacer. En este caso no debes correr el riesgo de tener niveles bajos de esta vitamina. Este es el porqué:

La vitamina D desempeña un papel importante en el equilibrio del calcio y el fósforo en la salud ósea y en la actividad nerviosa y muscular. También es un factor importante para asegurarte de que tus músculos, corazón, pulmones y cerebro funcionen bien y que tu cuerpo pueda combatir las infecciones.

Desempeña un papel potencial en la prevención y el tratamiento del cáncer y afecciones crónicas como trastornos autoinmunes, enfermedades cardiovasculares e infecciones.

La vitamina D se convierte en una hormona

Lo que hace que la vitamina D sea única respecto a otras vitaminas es que cuando tu cuerpo recibe vitamina D la convierte en una hormona. Esta hormona es llamada “vitamina D activada”“calcitriol”. La forma activa de esta vitamina es un esteroide igual que es la testosterona.

 

ARTÍCULO RELACIONADO (Los mitos del colesterol. ¿Realmente el colesterol es perjudicial para la salud?)

Hay alrededor de 30,000 genes en tu cuerpo y la vitamina D tiene una influencia en al menos 3,000 de ellos, así como en los receptores de vitamina D ubicados en todo tu cuerpo.

¿Cómo se sintetiza la vitamina D?

La vitamina D se sintetiza a partir del colesterol que se encuentra debajo de la piel. Esta es otra razón por la cual los niveles bajos de colesterol no son saludables. El cuerpo necesita colesterol para sintetizar la vitamina D.

Luego se convierte en colecalciferol principalmente en el hígado, pero también en los riñones y otros órganos.

Si tomas suplementos o comes alimentos que contienen vitamina D, tu intestino también envía vitamina D a tu hígado.

Desde aquí, tu hígado lo cambia a una sustancia llamada 25-hidroxivitamina D.

Este químico se envía por todo el cuerpo donde diferentes tejidos, incluido el riñón, lo convierten en vitamina D activada. Esta vitamina D activada ahora está lista para realizar sus tareas.

Manejar el calcio en tu sangre, huesos, tripas y ayudar en la comunicación celular, principalmente.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa, lo que significa que se sintetiza a partir de grasas. Los niveles bajos de colesterol y el bajo consumo de grasas en la dieta están relacionados con una mala asimilación de la vitamina D.

Fuentes alimenticias de vitamina D

En realidad no existe un gran número de fuentes alimenticias de vitamina D. Ya que la vitamina D es una vitamina liposoluble (absorbible en grasa) se encuentra en alimentos ricos en grasa, principalmente de origen animal.

Algunos alimentos que contienen vitamina D(aunque muy poca):

  • Hígado de pescado, especialmente bacalao
  • Leche cruda, sin pasteurizar
  • Yemas de huevo, especialmente crudas
  • El queso, algunos más que otros.
  • Champiñones.
  • Algas (espirulina, algas verdes azules)
  • Salmón, caballa, camarones, etc.

La vitamina D previene la obesidad y el índice metabólico.

Las concentraciones sanguíneas más bajas se asocian con una mayor circunferencia de la cintura y el porcentaje de grasa corporal total en niños, adolescentes y adultos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *