EL SALMÓN

Este magnífico pescado azul está catalogado como uno de los alimentos más nutritivos que existen. Rico en proteínas y ácidos grasos, su consumo nos proporciona B12 y B6, minerales como el selenio o el magnesio, y, además, es rico en calcio. Pero uno de los motivos por los que el salmón se ha hecho tan popular los últimos años, tiene que ver con los beneficios que para el corazón y el sistema circulatorio tiene. Las grasas omega 3 son un excelente reparador de tejidos y fortalecedor de las paredes de nuestras arterias. Pero la ingesta de este pescado no solo implica beneficios cardiovasculares, sino también nuestra vista, huesos y glándula tiroides. En el caso de las embarazadas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja consumir 300 gramos de salmón cocinado a la semana, ya que su aporte en omega 3 ejerce un efecto preventivo contra el parto prematuro, favorece el desarrollo cerebral del feto e incrementa el peso de los recién nacidos (tiene 182 calorías cada 100 gramos).

El tabaco es su enemigo número uno

Seguir una dieta sana también tiene efectos positivos contra las dolencias pulmonares (EPOC incluida), especialmente entre las personas que fuman.

Más Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 previenen el daño pulmonar causado por el tabaco y mejoran los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) por su efecto antiinflamatorio.

Pescado azul, tres veces por semana

La mejor fuente de esta grasa esencial es el pescado azul. Las sardinas, el salmón, el arenque, el boquerón, la caballa o el bonito aportan, además, grandes cantidades de otros dos nutrientes que las personas con EPOC necesitan en mayores dosis: vitamina A y D.

Nueces, a diario

Siempre que no haya problemas de masticación o deglución, come un puñadito de nueces al día. Este fruto seco es, junto con el lino y las semillas de chía, una de las mejores fuentes de Omega 3. Y, por si no bastara, gracias a su aporte en selenio reduce el riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

¿Sabías que las personas que fuman son entre 15 y 30 veces más propensas a contraer cáncer de pulmón o a morir debido a esta enfermedad que los individuos que no fuman? Son dos buenas razones para dejar de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *