RETENCIÓN DE LÍQUIDOS: Detéctala y acaba con ella

El 70% de las mujeres sufrirán este trastorno al menos una vez en la vida y, aunque no reviste gravedad, sí que puede llegar a ser muy molesto. Existen una serie de pautas muy sencillas para terminar con este problema y eliminar la hinchazón.

Factores como echar mucha sal en las comidas, las alteraciones hormonales, el sedentarismo, utilizar ropa muy ajustada, etc. puede provocar que nuestro cuerpo no logre expulsar el exceso de líquido.

¿Es aumento de peso o retención?

Hay una serie de síntomas que te pueden poner sobre aviso, atenta a ellos.

  • Los tobillos y los pies son donde primero se manifiesta una retención de líquidos. Si los sientes hinchados, cansados y más pesados de lo normal es una señal de alerta.
  • Fíjate en los dedos de tus manos: si los ves algo inflamados o notas que te cuesta poner y quitarte los anillos, es que tu cuerpo tiene exceso de líquidos.
  • Si, a pesar de hacer dieta o comer sano, observas que has aumentado de peso, vigila.

Así le pondrás freno

Seguir una dieta sana y equilibrada, baja en sal y azúcares, hacer ejercicio físico y evitar el alcohol y el tabaco, entre otros, es primordial para acabar con ella.

  • Bajar el consumo de sal. Es la clave principal para eliminar la retención de líquidos, así que sustitúyela en tus paltos por condimentos y especias tan sabrosos como el curry o la cúrcuma.
  • Beber agua, caldos depurativos e infusiones te ayudará a eliminar el exceso de líquidos.
  • Evitar la ropa muy ajustada y dormir con las piernas en alto mejorará tu circulación y contribuirá a aliviar la retención.

Los alimentos más depurativos

  • Apio. La mayoría de vegetales son depurativos y diuréticos, pero el apio contiene un aceite esencial que dilata los vasos renales, lo que ayuda a eliminar agua y sustancias tóxicas a través de la orina.
  • Espárragos. Su composición es ideal: son ricos en potasio, bajos en sodio y contienen saponinas, unas sustancias que favorecen la correcta circulación de la sangre, evitando la retención.
  • Frutos rojos. Los arándanos y frambuesas poseen flavonoides que protegen las paredes de arterias y venas aliviando la hinchazón.
  • Infusiones. Alíate con ellas para potenciar el efecto depurativo. Las mejores son las de diente de león, cola de caballo e hinojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *