LOS ENEMIGOS DE TU DIETA


ALCOHOL

Además de aportar calorías vacías, nos hace almacenar grasas, en lugar de quemarlas. Por ello, es mejor prescindir de su consumo.

PRECOCINADOS

Pizzas, tortillas, croquetas, empanadillas, platos de pasta, etc. Son alimentos con una gran cantidad de sal, grasas perjudiciales, conservantes, etc. Es preferible, por lo tanto, sustituir por alimentos frescos cocinados de forma saludable y sencilla (asado, vapor, plancha, hervido, …)

BOLLERÍA INDUSTRIAL

Contienen grasas saturadas, y “trans”, harinas refinadas, conservantes y colorantes artificiales y grandes cantidades de azúcar. Hay razones de sobra, muy obvias, por lo tanto, para evitar su total consumo.

BEBIDAS AZUCARADAS

No solo incluyen azúcares añadidos, colorantes artificiales, sino también una larga lista de sustancias y aditivos no demasiado o nada recomendables para la salud y la “línea”. Para quitar la sed, no hay nada mejor que el agua.

SALSAS

Contienen grasas y azúcares añadidos, colorantes artificiales, aditivos en cantidades importantes, conservantes, y una lista inacabable. Es mejor prepararlas en casa con ingredientes ligeros como el yogurt desnatado, el zumo de limón, las especias, etc.

EMBUTIDOS Y CARNES PROCESADAS

Chorizo, salchichas, fuets, salamis,… son alimentos ricos en azúcares, féculas, sal, fosfatos, etc. Por lo tanto, muy poco adecuados para una dieta sana, y menos adecuados para una dieta baja en calorías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *