Judías verdes


Esta verdura está llena de beneficios y ahora se encuentra en su mejor temporada, así que hay que aprovechar

Entre sus propiedades beneficiosas destaca su actividad reductora de la presión arterial y sus cualidades diuréticas, por lo que mejoran los casos de retención de líquidos.

Contra la anemia

Su elevado contenido en ácido fólico las hace recomendables durante el embarazo.

También aportan cantidades importantes de hierro y calcio, lo que contribuye a mejorar los casos de anemia. Por otro lado, también son beneficiosas en los procesos de artritis o gota, y poseen acción antiinflamatoria.

Sugerencias de cocina para las judías verdes

Para los amantes de esta verdura, no hay nada mejor que tomarlas simplemente hervidas, si es al vapor mejor, con un chorro de aceite de oliva virgen. Acompañadas de unas patatas también cocidas, resultan exquisitas. Por supuesto, admiten muchos otros tipos de aliados, como jamón, habas, pimientos y distintas salsas.

Pero si quieres variar un poco la manera de tomarlas, aquí tienes algunas ideas:

Para los niños. Les resultará más fácil acostumbrarse a la verduras si se la preparas salteada con unos guisantes, que son más dulces y les gustan más, y le añades un poco de salsa de tomate. También puedes incorporarlas, cortadas pequeñas, en los rellenos de los canelones y lasañas, o como guarnición con unas patatas y zanahorias.

En ensalada. Te proponemos una ensalada perfecta para el buen tiempo: judías verdes cocidas, patatas hervidas y tomate natural, todo troceado. Añade unos huevos duros y bonito en aceite y tendrás un resultado completo con todos los nutrientes necesarios para consumirlo como plato único.

En pasteles y quiches. Son una excelente opción, que también gustará a los niños, y además permite dejar preparada la comida con antelación o incluso poder llevarla a una excursión o a la oficina.

Con otras verduras, hortalizas y legumbres. Son perfectas para combinarlas con puerros, alcachofas, cebolla, zanahoria, etc, y también para acompañar a platos de, por ejemplo, garbanzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *