Comer para sentirte mejor

30520825 – healthy eating smiling face from vegetables and fruits on plate

No hay duda de que es muy importante seguir una dieta saludable para nuestra salud en general, pero a menudo desconocemos otros beneficios adicionales como el hecho de que lo que comemos repercute directamente en nuestro estado de ánimo. Lo cierto es que podemos sentirnos más positivos para afrontar el día si en la dieta incluimos ciertos alimentos que suben los niveles de serotonina y endorfinas, conocidas como “las hormonas de la felicidad“.

¿Sabes cuáles son estos alimentos?

Relación entre alimentación y estado de ánimo

Esta conexión directa entre lo que comemos y cómo nos sentimos se comprueba de forma sencilla, ya que cuando estamos alegres, nuestro apetito suele aumentar. Mientras que, si estamos en un momento negativo o tenso, las ganas de comer disminuyen; aunque también hay ocasiones en las que puede suceder el efecto contrario y darnos un atracón.

“Existen alimentos que son beneficiosos para nuestra salud que, además, mejoran nuestra energía y nos hacen más fuertes y positivos psicológicamente”. Esto sucede debido a que “el sistema nervioso utiliza, para comunicarse entre sí, unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores, que se crean y sintetizan a través de lo que comemos“. Entre estos neurotransmisores se encuentra la serotonina, que repercute de forma directa en el ánimo. Por eso, es importante elegir los alimentos correctamente.

Alimentos que aportan energía y positivismo

Es recomendable que consumas alimentos altos en triptófano, que es una sustancia que facilita el aumento de serotonina.

  • Huevos
  • Lácteos
  • Cereales
  • Semillas de girasol
  • Verduras
  • Legumbres, como alubias o garbanzos
  • Pescado azul, como el salmón o el bonito
  • Carne roja

Chocolate negro. Con este alimento se elevan los niveles de las endorfinas que, al igual que la serotonina, son hormonas de la felicidad. Eso sí, hay que consumir el chocolate negro de forma consciente: “En cantidades controladas y ajustadas a un consumo normal y responsable posee efectos tanto orgánicos como psicológicos“.

Frutas como:

  • Arándanos y moras
  • Fresas, melocotones y nísperos facilitan que las endorfinas aumenten
    • Otras destacables. “Las frutas estrellas son los aguacates y los plátanos, ricos en omega3, fósforo y vitamina B. Elevados niveles de este aminoácido contribuyen también a la adecuada regulación del sueño, de procesos emocionales y cuadros de ansiedad“.

Hay que tener en cuenta que una insuficiencia de triptófano puede crearnos una mayor vulnerabilidad frente al estrés y al insomnio, así como a sufrir problemas que se relacionan con la ansiedad y el estado de ánimo.

Alimentos negativos para el estado de ánimo:

Igual que existen alimentos que contribuyen a un buen estado anímico, hay otros que pueden causar el efecto contrario en el cerebro, provocándonos negatividad y mal humor, por lo que es mejor evitarlos o reducir al máximo su consumo.

  • Azúcar refinado. El exceso puede afectar a los niveles del azúcar en la sangre cambiando incluso nuestro humor. A su vez, en el organismo se ocasionan numerosos cambios químicos que pueden producir una inflamación crónica y, con el tiempo, alterar el sistema inmunológico. Y esto, en definitiva, se relaciona con una mayor posibilidad de sufrir depresión.

. Grasas transgénicas. Aquí están los alimentos procesados, la comida basura, la bollería industrial, las patatas chips… Su consumo se asocia a problemas de depresión en los que la hormona de la serotonina es insuficiente.

Deporte y alimentación saludable para una mente sana:

Además de llevar una buena nutrición, es importante realizar actividad física frecuentemente. Los niveles de las endorfinas también aumentan con el ejercicio, por eso es recomendable combinar una dieta sana y mantenernos activos al mismo tiempo.

Es más, se ha observado que “las personas que realizan ejercicio de manera regular tienen una salud mental mucho más idónea que aquellas con un estilo de vida sedentario” A estas recomendaciones hay que añadir que es aconsejable evitar en nuestra dieta las bebidas alcohólicas y el tabaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *