LAS BEBIDAS VEGETALES NO SON LA LECHE 🥛🥛


 

Ni Tampoco pueden sustituirla porque nutricionalmente no son equivalentes. Estas bebidas se componen de un 90% de agua a que se añaden una cantidad limitada de nutrientes.

En 2009 en el mercado se reducía prácticamente a las bebidas de soja. Las variedades han aumentado considerablemente y el consumidor puede encontrar bebidas vegetales de arroz, almendra, avellana, avena e incluso coco o quínoa… Pero ¿qué nos aportan estas bebidas? ¿Sustituyen a la leche?

NO SE PUEDE LLAMAR LECHE

En el etiquetado no aparece esta denominación. Esto es así porque lo prohíbe la legislación, que dice textualmente que este término se reserva exclusivamente para el producto obtenido ‘’de la secreción mamaria normal‘’, mediante uno o varios ordeños, sin ninguna adición ni sustracción.

DIME DE LO QUE PRESUMES…

Además del agua (su ingrediente principal), en siete bebidas de almendra el segundo ingrediente es el azúcar. Estas bebidas solo contenían entre un 2% y un 7% de almendras. También le añaden sal y aditivos para facilitar que el licuado sea homogéneo. En el resto de bebidas, las de arroz, avena y soja, el segundo ingrediente que aparece en la lista es el cereal o leguminosa correspondiente, eso sí, en cantidades que van desde el 6% al 16%. Algunos también añaden sal, azúcar o estabilizantes.

ETIQUETADO: MUCHO QUE MEJORAR.

El etiquetado de las bebidas vegetales, como las de cualquier otro producto alimenticio, debe cumplir los requisitos establecidos en la reglamentación.

Respecto a las menciones obligatorias, hay siete productos que tienen un etiquetado incorrecto. Vemos que en la bebida de almendra no aparece el aporte de proteínas aunque en la parte inferior indica que ‘’contiene cantidades insignificantes de proteínas’’. Las unidades utilizadas para el hierro son incorrectas (microgramos en lugar de gramos).

Las bebidas de arroz, de avena y soja hacen una alegación fácil de digerir porque es naturalmente sin lactosa ‘que no está autorizada.

Por otro lado, la de arroz alega que es sin azúcares añadidos. En la lista de ingredientes se puede ver que contiene maltodextrina y, aunque la legislación permite que un producto con este ingrediente diga que no tiene azucares, nosotros no estamos de acuerdo: Las maltodextrinas no aportan dulzor al producto, pero se metabolizan rápidamente, igual que el azúcar.

Las bebidas de arroz y avena ponen una información sobre los alérgenos ‘’puede contener trazas de sofá y frutos de cascara‘’ que es contradictoria con las recomendaciones de uso que hacen después ‘’Utilizar como sustituto de la leche de baja y de soja en desayunos’’ y esto puede inducir a erros y ser peligrosa para los alérgicos.

La información nutricional en el frontal del envase, a la vista de los resultados queda claro que los fabricantes tienen que mejorar mucho. Tampoco utilizan la misma medida para dar la información nutricional (unos la indican cada 200 ml y otros cada 250…) Esto da más fuerza a nuestra reivindicación que la información se dé por 100 mL.

 

 

Resumen del artículo publicado en abril 2018 OCU

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *