¿Eliminar el alcohol si queremos perder peso? sí o sí

Por unanimidad, el alcohol debe quedarse fuera del menú si se quiere perder peso con salud.

Quizá pueda permitirse una copita de vino tinto, de tanto en tanto, a modo de excepción, pero en fase de pérdida de peso, mejor nada de nada.

Lo que sucede con el alcohol es que es altamente calórico: puro, aporta unas 7 kilocalorías por gramo, es decir, casi el doble que los hidratos de carbono (que tienen 4 Kcal/100gr) y casi tantas como las grasas que tienen 9 Kcal/100gr.

Se trata de calorías que no aportan ningún nutriente, es decir, vacías y tampoco dan saciedad.

Por otra parte, nuestro cuerpo intenta quitárselo de encima rápidamente y lo transforma en energía para quemarla antes de ponerse a quemar el glucógeno o grasa almacenada. Es decir, que si ingieres alcohol, dejas de quemar grasa.

Además entorpece el proceso de pérdida de peso, ya que el alcohol  es uno de los grandes enemigos de nuestro hígado, le ocasiona un trabajo excesivo y lo daña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *